Parche anticonceptivo

parche anticonceptivo
El parche anticonceptivo es tan eficaz como la píldora pero en lugar de tomarse por la boca se pega a la piel para que las hormonas pasen a través de ésta a la sangre. Por eso es importante asegurarse que no se despegue.

¿Cómo actúa?

Se trata de una banda adhesiva cuadrada (como una tirita grande) que contiene los dos tipos de hormona, un estrógeno y un gestágeno. Una vez te pegas el parche anticonceptivo, va liberando lentamente las hormonas que se absorben por la piel y entran en la circulación sanguínea. Dentro del cuerpo las hormonas impiden el embarazo mediante 3 mecanismos:

  • Evitan que los ovarios liberen óvulos
  • Espesan el moco del cuello del útero complicando el paso a los espermatozoides hacia el interior del útero.
  • Alteran la capa que recubre por dentro al útero (el endometrio) disminuyendo las posibilidades de implantación de un óvulo fecundado. Pero, de hecho, como no hay ovulación, no puede haber fecundación.
¿Dónde hay que ponérselo?

Puedes escoger cuatro zonas del cuerpo diferentes:

  • Parte superior de la espalda
  • Abdomen
  • Glúteos
  • Parte superior y exterior del brazo
parche anticonceptivo
Imagen perteneciente al prospecto del parche anticonceptivo Evra*

Lo más habitual es ponérselo en la parte más baja del abdomen o en la más alta de los glúteos porque así queda escondido bajo la ropa interior. Aunque los parches anticonceptivos son de color beige son evidentes a la vista. Vaya, en el vestuarios de chicas a mi no me cuesta nada distinguirlos entre las mujeres que los llevan, aunque igual me fijo más por deformación profesional.

¿Dónde NO hay que ponérselo?
  • En otras zonas del cuerpo distintas a las citadas arriba.
  • Nunca te lo pongas en el pecho pues las hormonas del parche podrían tener efectos negativos sobre las mamas.
  • Tampoco lo coloques sobre piel enrojecida, irritada, inflamada, con rozaduras o heridas o que te pique.
Precauciones que debes tomar

Antes de colocar el parche anticonceptivo, limpia y seca bien la piel de la zona. No utilices cremas, lociones, polvos o maquillaje porque pueden dificultar el pegado. Tal y como he terminado de escribirlo, he pensado que era raro que alguien se maquille los glúteos pero, por si acaso, lo digo.

Cuando te coloques el parche, presiónalo firmemente con la palma de la mano durante unos 10 segundos. Después, pasa los dedos alrededor del borde para asegurar que queda del todo pegado.

Comprueba a diario que el parche está en su lugar y que sus cuatro esquinas están bien pegadas. ¿Conoces la oración “Cuatro esquinitas tiene mi cama, cuatro angelitos que me la guardan”? Pues haz de angelito y vigila las esquinas de tu parche.

Te puedes duchar, nadar y hacer deporte con el parche anticonceptivo sin problema pero mejor no lo pongas en una zona del cuerpo dónde sudes mucho.

Para evitar que se te pueda llegar a irritar la piel con el uso continuo, alterna el lugar dónde te pones el parche. Por ejemplo, una semana en el glúteo derecho y la siguiente en el izquierdo.

Si se te ensucian los bordes mejor no los limpies pues puedes provocar que el parche se afloje o incluso se caiga.

¿Y si se despega?

¡Que no cunda el pánico!

En cada caja hay 3 parches anticonceptivos, uno para cada semana. Es decir, llevas 3 semanas parche y descansas una semana sin parche en la que te aparece la regla. De hecho es una regla artificial pues es un sangrado que se produce por el hecho de que el cuerpo deja de recibir hormonas. Tras la semana de descanso, empiezas un nuevo ciclo de 3 semanas con parche y 1 sin.

Si ves que el parche anticonceptivos se te ha despegado y hace menos de 24 horas que te lo aplicaste, intenta volver a pegarlo tal cual. No hagas la chapuza de pegarlo con tiritas, esparadrapo o celo. Si no hay manera que se pegue, cámbialo por otro parche. Por lo demás sigue igual, es decir, lo cambias el día de la semana que te toca hacerlo y no necesitas utilizar el preservativo como método adicional.

En cambios, si te das cuenta que el parche anticonceptivo se te ha despegado pasadas 24 horas desde su primer día de colocación, sí que se modifica el día de cambio. Supongamos que te lo pusiste un lunes y te das cuenta que se te ha caído, un miércoles. Debes ponerte un nuevo parche y empezar la semana de uso en miércoles,  es decir, hasta el próximo miércoles no te quitarás ese parche. Durante esta semana (de miércoles a miércoles) debes utilizar el preservativo como método anticonceptivo adicional.

*Recursosdevida.com no está patrocinado económicamente por ninguna institución, sea pública o privada. No incluye, así mismo, publicidad alguna. Si incluye alguna Web con fines comerciales es solamente para hacer uso de sus materiales didácticos y no para hacer propaganda de sus productos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s